fbpx

5 Preguntas frecuentes sobre la nueva factura de la luz

Desde el 1 de junio la nueva factura de la luz cambió a un nuevo modelo que fija tramos horarios y la posibilidad de contratar dos potencias. Una nueva normativa elaborada por el Gobierno y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha modificado los peajes de la luz (que sirven para pagar lo que cuesta hacer llegar la electricidad hasta nuestras casas) para que las decisiones de ahorro y de consumo de cada persona tengan más pes en el precio final de nuestra factura.

Todos los consumidores pasan a tener un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y energía, es decir, que el precio será diferente según el horario de consumo. Esta medida prevé «fomentar el ahorro energético, la eficiencia, el autoconsumo y el despliegue del vehículo eléctrico», indica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Por lo tanto, el consumidor pagará por la electricidad según la hora del día que la consuma. El nuevo recibo de la luz deja atrás el caos de tarifas vigentes hasta ahora y pasa de seis tarifas a una sola. Esta nueva tarifa, que se conocerá con las siglas 2.0TD, será aplicable a todos los usuarios domésticos o pequeños negocios que tengan contratada una potencia inferior o igual a 15 kW y que estén acogidos a la tarifa regulada (PVPC).

Índice de contenidos

¿A quién afecta?

Tanto a quienes estén en la tarifa regulada cómo a los del mercado libre. Para los primeros, los comercializadores de referencia tendrán que aplicar los nuevos precios establecidos para los términos de potencia y energía del PVPC, con los tramos horarios indicados anteriormente. En el caso de los usuarios del mercado libre el comercializador tiene que adaptar el precio del contrato para incorporar la diferencia de costes regulados. Para ello, cuenta con dos opciones:

 

  • Adaptar el precio del contrato a los nuevos periodos de energía y potencia.
  • Mantener los tramos de precios que el consumidor tuviera acordado previamente en su contrato, trasladando al precio la diferencia de costes que resultaría para su perfil de consumo.

¿De qué manera afectan las nuevas tarifas al usuario?

Según explica la CNMC, al unificarse los peajes vigentes de tipo doméstico en uno solo, todos los consumidores domésticos pasan a tener el mismo precio del peaje. Los costes regulados (peajes y cargos) serán más reducidos para los consumidores que hasta ahora no tenían discriminación horaria, y subirán para los que sí que la tenían, y que actualmente disfrutan de un precio más barato. Este colectivo será uno de los grandes perjudicados por la reforma de la tarifa.

La diferenciación de precios por periodos horarios pretende incentivar el desplazamiento del consumo de electrodomésticos a periodos con menor demanda «a fin de evitar inversiones innecesarias en la red». Además, facilitar la recarga del vehículo eléctrico «a un precio reducido»; ya sea en el mismo domicilio o mediante la contratación de un segundo punto de suministro (al permitir contratar 0 kilovatios de potencia en periodo punta).

¿Qué se puede hacer para reducir la factura?

Existen varias opciones. Por ejemplo, adecuar la potencia contratada a las necesidades reales. Se puede cambiar cada doce meses solicitándolo a la comercializadora. Todos los usuarios domésticos pueden consultar el histórico de la potencia eléctrica máxima utilizada y sus consumos en las páginas web de las empresas distribuidoras de su zona, previo registro. La CNMC tiene un listado con los sitios web de todos los distribuidores.

Otro consejo de la CNMC es evitar consumos simultáneos, para poder reducir la potencia contratada. También desplazar el consumo a periodos fuera de las horas punta. Se puede conseguir cierto ahorro (o, al menos que no suba la factura) consumiendo en horas del periodo plano.

¿Está cuantificado el ahorro que se puede conseguir?

La CNMC calcula que los consumidores que sigan con los mismos hábitos, podrán beneficiarse de una reducción del 3,4% en el conjunto del recibo. Este abaratamiento responde a una reducción de un 68% en la parte regulada del recibo (peajes y cargos), que representan aproximadamente la mitad del recibo: otro 25% corresponde al coste de la energía, y el 25% restante a impuestos.

Competencia estima que sin encender varios aparatos eléctricos a la vez (lavadora y cocina o plancha, por ejemplo), este hogar podría ahorrar hasta 300 euros anuales, puesto que le permitiría ajustar la potencia contratada o cargar el coche eléctrico por la noche.

Se recomienda ajustar la potencia a la baja en los periodos punta y, de la misma forma, aumentarla en los horarios valle, periodo al cual se pretende desplazar todo el consumo que sea posible.

Por su parte, los consumidores que ya están acogidos a la discriminación horaria (el que popularmente se conoce como tarifa nocturna) pagarán unos dos euros extras al mes respecto al que abonan ahora.

¿Tiene que hacer algún trámite el consumidor?

No tiene que hacer nada. El nuevo peaje se asigna de manera automática. Sin embargo, el consumidor puede adaptar sus potencias contratadas y sus pautas de consumo para aprovechar las ventajas de la nueva estructura de peajes.

Pide un estudio gratuito de tu consumo energético AQUÍ

Esperamos que el artículo os haya sido de utilidad y te damos gracias por tu tiempo de lectura, hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si vols més informació sobre alguns dels serveis d'ISP Grup: