Grandes sistemas interconectados: El Internet de las cosas
La tecnología IoT permite que los objetos se comuniquen entre ellos continuamente, formando grandes sistemas interconectados, capaces de crear, comunicar, agregar, analizar y actuar sobre los datos
Internet de las cosas, conectividad, industria, dispositivos, objeto conectado, tecnología, IoT.
18396
post-template-default,single,single-post,postid-18396,single-format-standard,wpmaps,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Internet de las cosas

Grandes sistemas interconectados: El Internet de las cosas

La conectividad abre inimaginables posibilidades a los fabricantes gracias a la relación directa que se ofrece al usuario.

El internet de las cosas “Internet of Things (IoT)” permite que los objetos ahora funcionen de maneras distintas, maneras nuevas y ampliadas. La tecnología IoT permite que los objetos se comuniquen entre ellos continuamente, formando grandes sistemas interconectados, capaces de crear, comunicar, agregar, analizar y actuar sobre los datos.

La creación de esta nueva tecnología abre un espacio lleno de oportunidades para que, los objetos conectados, puedan servir mejor a las necesidades individuales de los clientes. Facilita, también, la obtención de datos para orientar el desarrollo de servicios más personalizados.

“La tecnología IoT permite que los objetos se comuniquen entre ellos continuamente, formando grandes sistemas interconectados, capaces de crear, comunicar, agregar, analizar y actuar sobre los datos”

Los creadores de los diferentes objetos pueden usar los datos obtenidos para un rango de aplicaciones, desde bienes de consumo (haciendo de una casa que sea más eficiente) hasta sistemas industriales que pueden mejorar la administración del activo.

El sector de la industria es el sector que más transformación requiere ante el fenómeno de IoT, por la vulnerabilidad al cambio de sus productos, mercados y procesos, y, sobretodo, por la gran cantidad de dispositivos y aparatos que fabrican, los cuales deberán ser adaptados a la conectividad. Así mismo, las fábricas necesitan renovarse y, con ellas, sus procesos, diseños y desarrollos de productos.

Tener un objeto conectado permite conocer todo su desarrollo y funcionamiento, es decir, cómo se usa, cuánto tarda en consumirse o qué le pasa con el tiempo. De este modo el fabricante tiene el conocimiento de uso necesario de los objetos, dándole la opción de fabricarlo mejor.

Algunos ejemplos curiosos de internet de las cosas

Neveras que avisan en tiempo real de la caducidad de los alimentos, lámparas inteligentes que se encienden solas cuando se necesita, espejos que detectan los síntomas de enfermedades, coches que funcionan sin necesidad de conductor, aires acondicionados que alertan sobre fallos, cepillos de dientes que descubren caries.

“Neveras que avisan en tiempo real de la caducidad de los alimentos, lámparas inteligentes que se encienden solas cuando se necesita, espejos que detectan los síntomas de enfermedades…”

Según el Informe The Industrial Internet of Things “las empresas industriales, más allá de incluir la conectividad en sus objetos, deben afrontar un cambio en sus modelos operativos y de negocio”. Una buena forma de hacerlo es asistir a la IoT Solutions World Congress que se celebra el mes de octubre en Barcelona, en el cual las empresas pueden mostrar sus proyectos de conectividad con los objetos u observar los trabajos de las demás empresas y aprender de ello.

El internet de las cosas es el futuro de la industria en todo el mundo, con el que se puede controlar todo aquello que el fabricante requiera. La conectividad del objeto permite conocer su estado, controlar su funcionamiento a distancia y adelantarse ante cualquier incidencia o error.

No Comments

Post A Comment

Si deseas más información sobre alguno de los servicios de ISP Grup: