La custodia de las grandes fortunas de los bitcoins al descubierto
La caja fuerte de los bitcoins es actualmente custodiada por El Búnker suizo de la Segunda Guerra Mundial, uno de los lugares más seguros el mundo.
bitcoins, seguridad, bunker, suizo, segunda guerra mundial, dinero digital, chips, electricidad, refrigeración, servidores, red, criptomoneda, bóvedas, Joon Ian Wong, Quartz.
19578
post-template-default,single,single-post,postid-19578,single-format-standard,wpmaps,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Bitcoins ISP GRUP

La custodia de las grandes fortunas de los bitcoins al descubierto

La caja fuerte de los bitcoins es actualmente custodiada por El Búnker suizo de la Segunda Guerra Mundial.

El dinero digital, del que hemos hablado en posts anteriores, aunque sus propiedades no sean físicas, el material que interviene en su utilización si lo es. Aunque no imaginamos que el dinero digital deba de estar almacenado en un lugar material, así es. Necesita de chips, electricidad, refrigeración y máquinas con el objetivo que esté presente en algún lugar.

La custodia de los bitcoins debía de ser un lugar muy seguro para que no se perdiera toda la información existente, ya que su contenido es muy valioso y peligroso a la vez. Para asegurarlos del mejor modo posible, se buscó entre los muchos búnkeres abandonados en los Alpes suizos, tras la Segunda Guerra Mundial, ya que representan uno de los lugares más seguros de todo el mundo, por su difícil entrada y derribo.

En el búnker suizo se han instalado los servidores que custodian las grandes fortunas de los bitcoin. En los servidores se almacenan las “llaves” de bitcoin, es decir, las líneas encriptadas que permiten el acceso a un cierto balance dentro de la red descentralizada de la criptomoneda. Con todo ello se generan códigos, los cuales dan acceso anónimo a dinero y el legítimo propietario difícilmente podría reclamarlos.

De un lado de la protección, de todos los datos del servidor bitcoin, mediante el búnker, se han tomado medidas de encriptación y una red de satélites espías privados, con el objetivo de mantener a las “llaves” lejos del alcance de hackers.

Bitcoin ISP Grup

Los grandes millonarios de la era bitcoin se juegan muchos miles de euros, así que para ellos es muy importante mantener dichas “llaves” muy seguras, y así mantener a buen recaudo su dinero.

“En los servidores se almacenan las “llaves” de bitcoin, es decir, las líneas encriptadas que permiten el acceso a un cierto balance dentro de la red descentralizada de la criptomoneda”

Al paso de los años se ha ido incrementando el sistema de seguridad del servidor de los bitcoins, por lo que se construyeron diferentes bóvedas, compuestas por “tres capas de seguridad”, las cuales permiten maximizar la protección de los bitcoins almacenados. Las bóvedas estás ubicadas bajo tierra, en zonas geográficamente dispersas en tres continentes distintos. En dichas bóvedas se almacenan físicamente la información confidencial de los usuarios, así como las claves privadas y el material criptográfico en servidores fuera de línea, las cuales no han tenido nunca acceso a internet, u otro tipo de red.

Las bóvedas dónde se guarda la información están separadas geográficamente para resguardar los fondos de los usuarios de pérdidas por catástrofes naturales, como terremotos o derrumbes que puedan comprometes la integridad de la bóveda. En el caso que cualquiera de las bóvedas se viera afectada, las demás permanecerían accesibles y funcionales, por lo que se seguirá teniendo acceso a los datos almacenados en ella.

Los bitcoins llevan almacenados en el búnker suizo de la Segunda Guerra Mundial desde el 2014. Hasta el 2017 no se han sabido su ubicación exacta ni se han visto imágenes del interior del búnker, gracias a Joon lan Wong, periodita de Quartz. Las bóvedas permanecen vigiladas 24h al día, los 7 días de la semana durante los 365 días del año.

Todo el búnker está diseñado para resistir las 24 horas del día, desde los más poderosos ataques cibernéticos hasta un ataque terrorista, ya que ni una explosión nuclear sería capaz de derrumbarlo. En una de las bóvedas del interior del búnker se guardan todos los servidores con todas las claves, y esta zona está rodeada de placas de hierro, para evitar una posible radiointerferencia. Una radiointerferencia podría provocar que se borraran todas las claves que almacenan los dispositivos. Es por ello que esta zona debe de estar muy protegida, incluso los trabajadores no tienen acceso a ella.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si deseas más información sobre alguno de los servicios de ISP Grup: